IMÁGENES: LAS MEJORES ALIADAS DE TU NEGOCIO ONLINE

Es muy sencillo: los usuarios tienen muy claro lo que quieren y prefieren los contenidos visuales por encima del puro texto. Si, además, tu negocio es un ecommerce o necesitas que tu producto tenga una fuerte presencia online,  el tipo y calidad de las imágenes que presentes cobra aún más importancia. 

Aunque no te lo creas, la selección de unas buenas imágenes dentro de una estrategia de marketing digital 360º puede marcar la diferencia entre que se disparen tus ventas o que se hunda tu negocio. ¿Y sabes por qué? Porque una imagen vale más que mil palabras y los seres humanos tendemos a prejuzgar primero y preguntar después.  

De nada te vale que muchos hablen bien de tu negocio si visualmente no genera seguridad en el usuario. El comercio online requiere un salto de fe: los compradores no pueden ver ni probar el producto, por lo que crear en ellos una sensación de seguridad y confianza es fundamental para que lo adquieran.  

Además de su influencia en la experiencia de usuario (UX), una buena elección y optimización de las imágenes tiene también consecuencias directas en el posicionamiento de tu negocio en los buscadores… lo que a su vez repercute en tus ventas.  

Antes de seguir descubriendo qué es lo que tienes que hacer para convertir las imágenes en tus mejores aliadas, hay dos cuestiones fundamentales que siempre debes que tener en cuenta:  

  • El estilo y el lenguaje visual de tu empresa: tu marca debe estar perfectamente definida a nivel visual, para que todas las comunicaciones y los activos de tu negocio muestren un frente común. 

Las características técnicas y estilísticas de cada canal y plataforma donde vas a colgar las imágenes.

Pautas de optimización de las imágenes para web que hay que tener en cuenta

Optimizar las imágenes que vayas a utilizar en tu web tiene una repercusión inmediata en un factor primordial: el tiempo de carga. Cuando tienes imágenes muy pesadas o una gran cantidad de ellas (un ecommerce, por ejemplo, donde necesitas varias fotos para cada producto), tu página web tiende a tardar cada vez más tiempo en cargarse. Y seamos sinceros: la mayoría de nosotros, en cuando ve una página web que tarda más de tres segundos en cargar, directamente se marcha a otra.  

Que tu web sea muy pesada o tarde mucho en cargar es algo que Google tiene muy en cuenta a la hora de posicionar tu site; esto es así porque, por un lado, el buscador tiene en cuenta el UX para sus resultados y, por otro, sus robots disponen de un tiempo limitado para rastrear e indexar, así que ya sabes… Mejor tenerlos contentos a los dos. 

Pero optimizar tus imágenes no solo es una cuestión de tener en cuenta las cuestiones técnicas, sino también sus atributos en el gestor de contenidos, para favorecer su indexación por parte de los buscadores.

Antes de subir la imagen a la web

Antes de cargar tus imágenes, asegúrate de que cumplen estos requisitos: 

  • Están en el formato correcto: PNG (logos, imágenes con fondo blanco, gráficos o con texto); JPG (imágenes fijas, con muchos colores o fotografías) o GIF (animaciones). 
  • Su tamaño se ajusta al espacio que ocupa: ¿Por qué subir una imagen de 1200 x 1200 para un hueco de 600 x 600?  
  • Su peso está reducido y comprimido de forma adecuada: existen varias herramientas y plugins que te permitirán reducir el peso de tus imágenes y optimizarlas al máximo sin perder calidad.

Cava y Kraken.io son programas online ideales para editar y redimensionar imágenes; si prefieres un plugin para WordPress, entonces Imagify Image Optimizer es una gran opción.

Después de subir la imagen a la web

Una vez has cargado tus imágenes en la web, debes optimizar sus atributos desde un punto de vista SEO para favorecer la indexación por parte de los robots de Google; esto te ayudará con el posicionamiento de tu web: 

  • Nombre del archivo: usaremos palabras descriptivas, entre las que incluiremos la keyword que queramos posicionar; es muy similar a construir el slug de tus páginas, por lo que deberás evitar palabras superfluas (pronombres, artículos, etc), separarlas por guiones y evitar usar la “ñ” y otros caracteres extraños. 
  • Descripción de la foto: también llamada “texto alternativo o ‘alt’”, es una descripción muy concisa de lo que vemos en la foto, en la que debemos incluir la keyword. 
  • Title: se trata del texto que aparece al pasar el ratón sobre una imagen. Complementa la descripción y, al igual que en los casos anteriores, es muy importante incluir la keyword aquí también. 

Por ejemplo: 

Mujer lifestyle zapatos

 

Si fuéramos a subir esta foto a nuestra página y quisiéramos posicionar la palabra clave “zapatos”, los atributos de la imagen serían los siguientes: 

-Nombre del archivo: “mama-influencer-zapatos”.

-Descripción: Una madre influencer muestra sus nuevos zapatos.  

-Title: Nuevos zapatos de una mamá influencer.

Uso de las imágenes: únicas y originales

Elegir las fotos e imágenes que vas a usar en tu web o en tus posts no es una simple cuestión de estética; debes pensar en qué sensaciones quieres transmitir, qué mensaje quieres que le llegue a los usuarios, cuál es la filosofía de tu empresa y cómo se relaciona con los usuarios, etc. 

Los colores, las figuras, los modelos e incluso la forma de los gráficos y la disposición de los elementos en las imágenes son muy importantes para atraer la atención de los usuarios hacia mensajes y puntos concretos de la web. 

 A la hora de conseguir dichas fotos, tienes varias opciones: 

-Si tienes un buen presupuesto, puedes contratar a un fotógrafo o a un diseñador gráfico para que las imágenes que utilices sean únicas y totalmente personalizadas. 

-Puedes comprarlas en bancos de imágenes, como el de Adobe. 

-Puedes descargarlas de bancos de imágenes gratuitos, como Unsplash. 

Puede que te parezca que no hay diferencia entre estas tres posibilidades, salvo la pura cuestión económica, pero no te engañes: una imagen personalizada, que refleje al 100% el espíritu de tu empresa y tu marca, siempre marcará la diferencia

Contratar los servicios de un profesional gráfico, aunque sea de forma esporádica, tiene múltiples ventajas: 

-Diferenciará tus contenidos de los de la competencia.  

-Te ayudará a permanecer en la memoria de los usuarios. 

-Hará que tus usuarios reconozcan tus contenidos al momento. 

Fuente: Semrush

Ahora que conoces la importancia de seleccionar con mimo cada una de las imágenes que acompañan a tus activos digitales, solo necesitas recordar una cosa: ¡pensar siempre en tus usuarios y asegurarte de que lo que hagas está en consonancia con ellos!

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.