Youtube: ¿cómo funciona el canal de videos más querido?

En una cena entre amigos en el año 2005 surgía la idea que pondría patas arriba el ecosistema de los medios de comunicación audiovisuales. Concretamente, tres jóvenes que se conocieron mientras trabajaban en Paypal tenían unos vídeos de una fiesta y querían compartirlos, pero hacerlo vía correo electrónico era algo inviable, ya que pesaban mucho. De ahí surgiría la idea de crear un sitio web donde compartir y ver vídeos, lo que hoy en día conocemos como Youtube. 

Al año siguiente de su creación, YouTube fue vendida a Google por 1.650 millones de dólares y, desde entonces, esta plataforma no ha dejado de crecer. En mayo de 2006, YouTube ya había alcanzado las 2.000 millones de visualizaciones por día y se había posicionado en el número 10 de los sitios web más visitados en Estados Unidos.

En la actualidad, bien por la gran variedad de contenido que abarca,bien por la posibilidad de elegir qué contenido visualizar o por ser gratis, Youtube se ha convertido en la segunda página web más visitada del mundo, solo por detrás de Google, y son muchas las personas que han decidido convertir esta plataforma en su lugar de trabajo, los ya archiconocidos youtubers. Solo en España, los youtubers más famosos superan el millón de suscriptores y el canal con más visualizaciones está cerca de los 10 billones de reproducciones.

Estos datos estratosféricos hacen de Youtube una poderosísima herramienta profesional y, en este post, te contaremos cómo hacer de esta herramienta un aliado que no puede faltar en tu estrategia de comunicación.


Cómo funciona Youtube

Para poder crear un canal de YouTube necesitas una cuenta de Google. Lo primero que tendrás que hacer será acceder a la plataforma e iniciar sesión con tu cuenta de Google, pero esto no significa que estés registrado, el canal se debe crear expresamente. 

En el menú desplegable de tu cuenta de Google aparecerá la opción de crear un canal y, a continuación, deberás elegir la modalidad de “nombre de marca”, que te permitirá tener múltiples canales asociados a tu cuenta, así como podrás habilitar a otras personas como administradores de estos canales. 

Posteriormente, introducirás el nombre de tu marca  y listo. Tras crear el canal, deberás configurarlo con la imagen de la marca, un banner, la descripción del canal o los enlaces a las redes sociales de la empresa, entre otros ajustes. Cuando termines este proceso, acabarás en la página de tu canal y podrás hacerte una idea de cómo va quedando. Desde esta pantalla, también podrás personalizar el canal y acceder a Youtube Studio, la sección en la que podrás visualizar las estadísticas del canal, algo primordial para medir los resultados de tu estrategia.


Cómo implementar los vídeos en una estrategia de comunicación

Una vez tengas tu perfil creado y configurado el siguiente paso será empezar a generar contenido. No debes limitarte a crear vídeos y esperar a que tengan éxito, sino que estos deben formar parte de una estrategia previamente diseñada:

  • Define qué objetivos quieres conseguir con tu canal. Pregúntate qué quieres lograr: atraer más tráfico a tu sitio web, conseguir más visualizaciones, aumentar el número de seguidores, generar conversiones, mejorar tu imagen de marca, llegar a más clientes potenciales o conseguir más ventas. 
  • Investiga. ¿Quién es tu competencia? ¿qué hacen tus competidores? ¿qué tipos de vídeo subes? ¿con qué frecuencia publican? ¿qué está de moda ahora en Youtube?
  • Conoce a tu audiencia. Sin conocer a tu audiencia, difícilmente podrás generar contenido que le aporte valor. Es vital que dediques tiempo a definir a tu buyer persona y que lo sepas todo sobre él. 
  • Determina qué tipo de contenido vas a crear. Existen muchísimas formas de generar contenido en función de lo que quieras lograr. Por ejemplo, puedes hacer  videos testimoniales para mostrar a tu audiencia lo que dicen tus clientes acerca de tus productos o video tutoriales para explicar cómo funciona un determinado producto o servicio, entre otras muchas opciones. Lo importante es que tus suscriptores se enganchen a tu contenido.
  • Realiza un calendario editorial. Determina una frecuencia de publicación y haz una programación de las publicaciones. 


¿Necesito una gran producción?

Ahora que ya sabes de qué quieres hablarle a tu audiencia ha llegado el momento de grabar. Gracias a los smartphones, podrás obtener resultados profesionales con un teléfono de gama alta e incluso media alta, sin necesidad de acudir a una productora ni de adquirir una cámara. Sin embargo, sí necesitarás invertir en una serie de accesorios para generar contenido con una calidad decente:

  • Trípode. El accesorio mínimo imprescindible que necesitas adquirir es un trípode con adaptador para el móvil. Te costará en torno a 20€.
  • Audio. Un buen audio incrementará de forma muy notable la calidad del vídeo. Dos buenas opciones son un micrófono de corbata (al tener que usarse pegados al cuerpose complica un poco su manejo) y un micrófono externo para smartphone. Para mejorar el audio has de invertir entre 20 y 50€ más.
  • Iluminación. Si puedes conseguir luz natural el problema estará resuelto y, si no es así, un equipo de iluminación te costará en torno a los 100€.

 

Como último consejo, el proceso de preparar todo lo necesario para grabar te llevará un rato, así que te recomendamos que cuando grabes aproveches y grabes más de un vídeo. 


El video como herramienta de comunicación

Cada vez más empresas están apostando por el video marketing, o lo que es lo mismo, el uso del video dentro de la estrategia digital. Lo cierto es que no les faltan razones para ello, ¿sabías que el 80% de los usuarios recuerda mejor una marca o un producto si ha consumido vídeos de dicha marca? Ya sabes que  una imagen vale más que mil palabras, pues los vídeos generan confianza, despiertan el interés, aportan credibilidad, humanizan la empresa, fomentan la interactividad y aumentan los ratios de conversión (¡casi nada!). Además, los millennials y los centennials, prefieren ver vídeos en Youtube a ver la televisión. Esto es así porque el contenido en vídeo gusta y atrae, es fácil y rápido de consumir, no requiere ningún esfuerzo, es entretenido y aporta valor. Pero además, es súper efectivo para todo tipo de negocios y actúa como trampolín acelerando tu camino hacia las metas de tu compañía.


¿Qué sectores son los más indicados? 

Existen algunos sectores más populares en Youtube que otros, en concreto, el sector de los medios de comunicación y entretenimiento ha logrado mantenerse como líder del ranking en 2020, seguida por tecnología, automóvil, alimentación y bebidas, y moda y accesorios. Sin embargo, lo cierto es que cualquier sector puede y debe aprovechar las oportunidades que ofrece esta herramienta, siempre y cuando su público objetivo esté presente en esta red social. En este sentido, el perfil de los usuarios de Youtube es el siguiente:

  • Los preadolescentes (11 a 15 años) son los usuarios más frecuentes de YouTube: el 84% entran una vez al día o más.
  • Es la segunda red social más usada por la Generación Z y por los millennials, después de Instagram y Facebook, respectivamente
  • En función del sexo, las temáticas que prefieren son los videojuegos, gameplays, deportes y vídeos de humor, en el caso masculino, y la belleza, moda y cocina en el caso femenino.

 

¿Identificas a tu público objetivo en Youtube? Si es así, esperamos que después de este post pongas en marcha tu estrategia de comunicación en Youtube. ¡Manos a la obra!

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.