Linkedin, la red social profesional

Linkedin, fue creada en 2002 por Reid Hoffman, un licenciado en filosofía que soñaba con crear su propia empresa software y asesorar a otras de su mismo tipo. Linkedin surgió como una red social centrada en el mundo laboral, comenzando por los perfiles personales, para poco tiempo después expandirse a los de empresa. En 2011 la empresa salió a bolsa aumentando sus beneficios y popularidad, llegando a convertirse en la segunda red social más usada en Estado Unidos, después de Facebook y llegando a alcanzar los 130 millones de usuarios en todo el mundo ese mismo año. El año siguiente Linkedin comenzó a comprar empresas más pequeñas o que se encontraran en declive, como forma de inversión y además para incluir los servicios que aportaban a su portal. Este es el claro ejemplo de lo sucedido con Bright y Linda.com, la primera desarrolló un algoritmo capaz de conectar a empresas y usuarios, mientras que la segunda, se trataba de un portal online que proporcionaba una gran variedad de cursos online, ambas adquisiciones hicieron posible que LinkedIn se convirtiera en lo que es hoy.

 

En qué se diferencia LinkedIn de las demás redes sociales

Si Youtube es la red social por excelencia de publicación de videos, e Instagram la reina en la publicación de fotografías, lo que diferencia a LinkedIn del resto de redes sociales es su enfoque y objetivo principal, el cual es proporcionar a los usuarios ofertas laborales. Linkedin va más allá y fusiona las funciones de un portal de búsqueda laboral y las acciones de una red social para también ofrecer de esta forma herramientas de networking de una forma ligera e innovadora. Esto lo consigue a través de grupos de conversación y cursos de formación, que proporciona de forma online a través de LinkedIn Learning. Otras de las acciones que ofrece Linkedin, que comparte a su vez con redes sociales como Instagram y Facebook, son la posibilidad de crear eventos, realizar stories, publicar post; permitiendo que los usuarios interactúen con el contenido que les interesa, den su opinión y expresen su reacción gracias a la gran variedad de emociones proporcionadas en los post (curioso, contento, recomendar …)

Linkedin sigue innovando y en la actualidad combina las funciones y objetivos de un portal de búsqueda de trabajo y la interactividad, variedad y facilidad de las redes sociales.


¿Tengo que tener página de empresa o un perfil personal de empresa? 

Conociendo la variedad de acciones que podemos llegar a realizar gracias a Linkedin, ahora debemos pensar qué tipo de perfil nos conviene crear. Podemos elegir entre crearnos un perfil personal de empresa o una página de empresa. El perfil personal de empresa, tienen las mismas funciones y herramientas que un perfil personal, pero en lugar de estar dedicado a mostrar el perfil de una persona, logros académicos, antiguos puestos de trabajo, formación etc., se utiliza para mostrar el de una empresa. Por otro lado, tenemos la página de empresa, se trata de un apartado totalmente dedicado a la empresa pero no consta de tantas herramientas y facilidades como el perfil personal dedicado a ello. Ambos tienen sus propias ventajas e inconvenientes pero si queremos obtener la máxima rentabilidad de Linkedin lo ideal es poseer ambas opciones. A continuación explicamos los beneficios de ambas opciones por separado.


Las ventajas de tener un perfil personal para mi empresa

Tener un perfil personal para mi empresa en Linkedin nos proporciona presencia en la plataforma y un buen posicionamiento, lo cual es esencial para alcanzar a un mayor número de posibles clientes. Además el perfil personal nos aporta varias herramientas que nos ayudarán a conocer en mayor profundidad a nuestro público, algunas de ellas son las analíticas y LinkedIn Ads. La primera nos proporciona una gran cantidad de datos que nos ayudará a segmentar a nuestro público y poseer más información sobre este para comunicarnos mejor con él, la segunda nos facilita alcanzar nuevos públicos con mayor facilidad. Otra utilidad existente en el perfil personal es la posibilidad de enviar mensajes a contactos o clientes, para construir relaciones profesionales con otros perfiles, esta herramienta no existe en las páginas de empresa. Finalmente comunicar vacantes, nuevos puestos en nuestra empresa, resulta mucho más fácil mediante un perfil personal y también nos proporciona acceso a LinkedIn Publisher, una herramienta creada para publicar artículos de gran extensión en la plataforma.


Las ventajas de tener una página de empresa

Poseer una página de empresa en Linkedin tiene ventajas e inconvenientes, por un lado la página es una forma más pasiva de comunicarnos con el público, ya que no permite enviar mensajes, transmite, pero a su vez se nos percibe de una forma más profesional que en los perfiles personales de empresa. La página también nos permite actualizar el estado de la empresa, es decir si nos encontramos buscando personal, si existen vacantes de puestos específicos etc. Por otro lado nos da la posibilidad de conectar con nuestros empleados, ya que ofrece la opción de conectar nuestra empresa con los empleados que tienen en Linkedin de la empresa en la que trabajan. A pesar de las diferencias también existen herramientas compartidas entre el perfil personal de empresa y la página de empresa como la opción de publicar anuncios a través de LinkedIn Ads y la publicación de posts o contenido.

Como hemos comentado anteriormente la mejor opción para sacar mayor rentabilidad a Linkedin es crear un perfil personal de empresa y una página, para así aprovechar todas las herramientas que nos proporciona el sitio web.

 

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.