Comunicación interna: un elemento clave en cualquier empresa

Se llama a la comunicación interna, la comunicación dirigida al cliente interno, es decir, al empleado, cuyo objetivo principal es enviar mensajes corporativos que motiven al equipo humano para garantizar un mayor éxito en los resultados.

La comunicación interna nace para dar  respuesta a las nuevas necesidades de las compañías en una sociedad cambiante. Muchas empresas ignoran que para ser competitivas y enfrentarse con éxito al cambio del mercado, han de saber motivar a su equipo humano, retener a los mejores, inculcarles una verdadera cultura corporativa, hacerles sentir parte de la empresa y fieles a la organización, siendo esto la gran clave para obtener los mejores resultados.

En cuanto a los tipos de comunicación interna, podemos hablar de dos tipos:

  1. Comunicación interna ascendente, que se realiza desde abajo hacia arriba en el organigrama de la empresa;
  2. Comunicación interna descendente, que tiene lugar desde arriba hacia abajo.

Debemos recordar que el diálogo entre la dirección y los trabajadores ha de ser constante y el feedback es fundamental en este tipo de comunicación. 

Ventajas de una adecuada estrategia de comunicación interna

Las ventajas son muchas pero podemos destacar algunos puntos que consideramos muy importantes.

    1. La comunicación interna repercute directamente sobre la gestión  del trabajo diario y en los resultados finales.
    2.  Los empleados se sienten más involucradas con la empresa y crece la motivación personal.
    3. Mejora el ambiente de trabajo y el compañerismo.
    4. Difunde la política y valores de la empresa.
    5. Mejora la comunicación entre los departamentos, empleados, etc.
    6. Convierte a los empleados en prescriptores de tu marca.

La comunicación interna como estrategia global

En The Apartment la comunicación interna sigue y cumple con lineamientos estratégicos de marca que responden a objetivos claros y comprensibles como, en este caso, aportar valor y comunicar con intención. Del mismo modo, se recomienda que los mensajes se transmitan con elementos identificadores de la marca, como tipografías, colores, etc. Además de resaltar los valores de la empresa y su filosofía en todo lo que se envía con el fin de reforzar la identidad de los empleados con la misma. Una comunicación interna debe lograr involucrar a los receptores, no solo con el mensaje que se transmite, sino con la empresa de un modo en que su participación en la conversación. 

Herramientas de comunicación interna

En cuanto a la comunicación, se destaca que no solo es importante el qué sino también el cómo, por eso la selección de herramientas que se alineen con las necesidades individuales de la organización es tan importante.

  1. Intranet: consiste en un sitio web interno y privado, diseñado con el fin de ser utilizado por los miembros de una organización exclusivamente.
  2. Revista digital: este elemento permite un canal de información constante y actualizable, provista por los miembros de la organización. Les permite interactuar y formar parte de este proceso de comunicación.
  3. Reuniones aleatorias: ofrece la oportunidad de obtener una respuesta oportuna a cuestiones breves y puntuales por su inmediatez.
  4. Manual de bienvenida: permite a los nuevos miembros conocer el contexto de la organización y reduce los tiempos de integración.
  5. Revista interna impresa: similar a la revista digital, sus beneficios incluyen una integración y cercanía con los miembros de la organización mediante reconocimientos, experiencias, etc.
  6. Jornadas de puertas abiertas: la estrategia es dar una pequeña ventana a través de la cual la empresa presenta quién es y qué busca.
  7. Convención anual: esto puede consistir en una ponencia de un directivo sobre los elementos que potencian a la compañía o sobre temáticas de interés que aporten valor.
  8. Tablón de anuncios: medio eficaz para comunicaciones breves, anuncios, cambios recientes, etc.
  9. Teléfono de información: consiste en la disposición de recursos de información al alcance de los miembros de la organización.
  10. Reuniones con la dirección: herramienta para actualizar el estado de los objetivos y aclarar expectativas de ambas partes.
  11. Buzón de sugerencias: sirve para brindar la oportunidad de mejora continua y medir descontentos o áreas a impulsar.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.