"Necesito briefing". ¡Os desvelamos lo que está detrás de esta frase tan recurrente!

El briefing es una herramienta imprescindible en el día a día de los profesionales sobre todo del marketing de la publicidad. Un documento breve que contiene, si está bien realizado, las claves para el éxito de un proyecto. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

 

Qué es y para qué sirve un briefing

Briefing viene de la palabra inglesa brief, que significa «breve», es decir, un briefing podría entenderse como un resumen. Un documento resumido donde se detallan los siguientes puntos imprescindibles:

  • Qué quiero hacer.
  • Para qué.
  • Cuando lo quiero hacer.

El briefing  tiene como objetivo ser la guía para la realización de un proyecto o iniciativa. Normalmente la empresa, con el rol del cliente, envía el briefing a su agencia de marketing, comunicación o publicidad generalmente, plasmando sus ideas para su futura puesta en marcha.

Este documento debe contener toda la información necesaria para la elaboración del proyecto, con los siguientes puntos como clave:

  • Qué medios dispongo para hacerlo.
  • Contexto y antecedentes.
  • Target
  • Objetivos
  • Previsiones
  • Acciones
  • Presupuesto
  • Planificación en el tiempo 

Aunque breve, cuando más detallado y claro sea el briefing más facilidades tendrá la agencia para llevar a cabo su objetivo y mayores posibilidades de éxito habrá. Un briefing mal hecho puede hacerte perder muchísimo dinero. Hay que tener en cuenta que, aunque uno conozca su empresa, la persona que recibirá toda la información no tiene por qué conocerla tan a fondo y necesitará todos los datos para hacerlo.

 

Qué tipos de briefing existen

Dependiendo del contexto en el que nos encontremos encontraremos un tipo de briefing u otro. Del mismo modo que no existen dos empresas iguales, tampoco existe un briefing estándar que pueda adaptarse a cualquier cliente o empresa por igual. Por este motivo, dependiendo del ámbito profesional diferenciaremos los siguientes tipos de briefing: 

  • Briefing publicitario: Es un documento que encontramos habitualmente en las agencias de publicidad para definir las campañas publicitarias. Cuando es necesario ampliar la información del briefing se matifica con un contrabriefing. 
  • Briefing creativo: Es la guía para que los equipos creativos trabajen sobre una idea, un resumen detallado de la información a nivel  de gráfico y de diseño.
  • Briefing de marketing: Este briefing está destinado a resumir los detalles principales de la acción de marketing (digital o tradicional) que se quiere poner en marcha.
  • Briefing de negocio: Este briefing tiene la misma estructura que un briefing de marketing pero con un enfoque más de negocio y estratégico.

 

Cómo hacer un briefing

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar un briefing es tener claro qué tipo de briefing necesitamos: publicitario, creativo, de marketing o de negocio. Y aunque cada tipo de documento necesitará un tono y características concretas hay ciertos puntos que comparten todos los briefings:

  • Hay que explicar el contexto de la empresa que lanza el briefing. Como se ha comentado antes, uno mismo conoce la empresa en la que trabaja pero no tiene por qué hacerlo la agencia encargada de desarrollar el proyecto. Es importante hablar de los proyectos que se han realizado previamente, filosofía empresarial, quiénes son los fundadores…
  • En segundo lugar hay que saber el target al que va dirigido el proyecto o la campaña y las necesidades necesarias para lograr el objetivo.
  • Seguidamente, se detallarán los KPIs, es decir, los indicadores de medición de eficacia en cuanto a los objetivos planteados.
  • El prepuesto  y el timming son elementos de vital importancia en cuanto a cómo hacer un briefing.
  • Otro dato fundamental es añadir datos sobre la competencia y del mercado en el que nos encontremos.
  • Por último, es labor del cliente especificar el estilo y el diseño con los que quiere plasmar su proyecto.

 

¿Por qué es tan importante?

La mayoría de las campañas o proyectos que fracasan, no lo hacen por falta de prepuesto, por falta de conocimientos o habilidades, o por falta de tiempo. En la mayoría de los casos lo que falla es la comunicación entre cliente-agencia. Por esta razón, para evitar perdidas de tiempo y dinero, es vital realizar un buen briefing. El briefing es el punto de partida y gran parte del éxito del resultado dependerá de cómo esté planteado y de su contenido.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.